Los servicios escorts GFE

Si hay un servicio que se ha puesto de moda en la actualidad es el GFE. Son la siglas, en inglés, de girlfiriend experience, es decir, la experiencia y servicio de novia. Aunque muchos pensarán que puede llegar a ser un servicio light, cada vez más hombres recurren a este tipo de servicios.

Las escorts GFE en Madrid y Barcelona

El servicio GFE suele estar prestado, aunque no en exclusiva, por chicas jóvenes, que todavía se están iniciando en el sector de la prostitución de lujo en Madrid o Barcelona,  así como en otras ciudades españolas. Estas chicas suelen ser estudiantes universitarias, de módulos de turismo, aspirantes a modelos, que se ganan un dinero extra realizando servicios de compañía para caballeros elegantes y educados. Son chicas divertidas, con cuerpos finos y estilizados, normalmente con una buena educación

Hay muchos hombres que les gusta este tipo de servicio, más snob y cualificado. Porque hay hombres que buscan algo más en un encuentro puramente sexual. Buscan una chica joven, guapa y elegante, con la que poder tener un encuentro más extenso y largo. Así, los servicios de GFE se suelen caracterizar por no iniciarse en una habitación de hotel, sino al aire libre. Al hombre le gusta sentirse querido, mimado y acariciado por una chica sexy, presumir de ella mientras caminan juntos por la calle.

Una recorrida la ciudad contándose confidencias, dándose besos y caricias mutuas, los amantes podrán acabar en el teatro, en un musical o en el cine. Después, vendrá una romántica cena en uno de los restaurantes de moda de la ciudad, como dos novios, como dos enamorados.

El sexo en una GFE

Y normalmente, estos encuentros suelen acabar como acaban los encuentros entre un hombre y una mujer, es decir, en la cama. Porque el hecho de buscar un encuentro más pausado y relajado no significa que el hombre no busque también una satisfacción sexual. Así, podrá disfrutar de los encantos de una joven escort de lujo en Barcelona o en Madrid, una chica dulce y sensual, que en la cama, entre las sábanas, se convertirá en una fierecilla sexual que hará locuras, placer sexual para los hombres más exigentes.