Las escorts de lujo y el francés natural

el francés natural o sexo oral

 

Uno de los servicios sexuales más demandados por los clientes de escorts Madrid y putas de lujo en Barcelona es el francés o sexo oral. Viene motivado porque muchas mujeres no quieren realizar una felación a sus parejas, por considerarlo vulgar. Por ello, los hombres buscan los servicios de una puta de lujo que supla las carencias de su pareja en el sexo oral.

El francés o sexo oral de las escorts de lujo

Es por ello que en la cita con una prostituta en Madrid o puta de lujo en Barcelona no suele faltar un buen francés o sexo oral, normalmente al inicio de la cita. Con ello, la escort consigue hacer entrar en calor al cliente, que su miembro esté duro, para posteriormente practicar el sexo vaginal. En lo que sí hay diferencias es en cómo practicar el francés o sexo oral. A muchos de los clientes les gusta el francés natural: es decir, la felación sin preservativo. Aunque en el resto de prácticas vaginales, como el sexo vaginal y el griego, es general el uso del preservativo, en el sexo oral se suele dar la circunstancia de no usar preservativo. Dentro de la cultura del sexo es que no hay apenas riesgo de contagio de ets, pero eso es algo en lo que no entramos en este blog, que para temas médicos ya están los expertos!!!

El sexo oral natural es uno de los servicios más habituales de las escorts de lujo, pero no siempre lo practican, ya que una de las cosas que exigen es la máxima higiene por parte del cliente. Si las condiciones de higiene y limpieza lo permiten, la gran mayoría de las escorts de lujo practican el francés natural, aunque algunas de ellas piden un suplemento por este servicio. Y si al cliente le da más morbo, también hay putas de alto standing en Barcelona y Madrid que practican el francés natural hasta el final, es decir, que el cliente se puede correr en la boca de la escort: aunque eso sí, casi ninguna se traga el semen, sino que se van a limpiar al cuarto de baño. Y tampoco nos debemos olvidar de la garganta profunda, donde la prostituta de lujo se introduce el pene del cliente hasta el fondo de su boca.