Las cancelaciones de citas con escorts de lujo

Las escorts de lujo

 

 

En el mundo de las relaciones sexuales con escorts de lujo se dan un gran número de ocasiones donde la mentira, la excusa, aparece de una manera u otra y concluye con la cancelación de la cita por parte del cliente, y es ahí donde las escorts de lujo Madrid y prostitutas de alto standing en Bcn tienen que decidir si callan y asumen esas mentiras y excusas, o no se lo creen y desacreditan al cliente.

LAS EXCUSAS Y MENTIRAS DE LOS CLIENTES PARA CANCELAR UNA CITA

En ciertas ocasiones, los clientes ponen excusas, o directamente mienten, a las escorts antes, durante o después del encuentro. Uno de los momentos más habituales es a la hora de cancelar la cita. La escort de lujo tiene todo preparado para el encuentro, para agradar al cliente con sus mejores artes sexuales, y el cliente avisa que no podrá acudir a la cita minutos antes de la misma. Las excusas son muy variadas: desde un atasco, una avería del coche, o problemas de última hora con la familia o el trabajo. Aunque en algunas ocasiones es cierto, el quebranto para la prostituta de lujo en Madrid o puta en Barcelona de lujo es grande, por lo que el subsiguiente cabreo es importante. Si encima la chica lleva una semana con varias cancelaciones, el enfado será todavía mucho mayor.

Estos problemas, aunque es cierto que siempre pueden ocurrir, es recomendable que el cliente organice bien la agenda, de cara a no crear malos entendidos con la escort, y teniendo respeto por su tiempo y trabajo. En el momento en que el cliente sabe que no va a poder acudir a su cita, lo mejor es que avise a la prostituta de lujo en Madrid o puta de lujo en Barcelona. De esta manera, la chica podrá utilizar ese tiempo para citarse con otros clientes, y así poder seguir con su trabajo.

Aunque también hay veces que la situación es al revés: es la señorita de compañía la que cancela la cita, o directamente no se presenta a la misma, y por muchas veces que la llame el cliente, no le responde la llamada, con el consiguiente enfado por parte del hombre.