el ritmo de citas con escorts lujo

El ritmo de las citas con escorts

Las escorts Madrid y prostitutas de lujo Barcelona ofrecen citas más tranquilas o más cañeras en función de los gustos y preferencias de los clientes. Aunque es cierto que algunas están especializadas en servicios más románticos y pausados, al estilo GFE, y otra buscan que sus citas sean de alto voltaje.

LAS ESCORTS DE LUJO Y LAS CITAS PAUSADAS

El nivel de implicación no tiene que ver con el ritmo que una escort en Barcelona o prostituta de lujo Madrid le imprime a sus citas. Las que buscan encuentros más tranquilos no significa que sean menos implicadas. Estas escorts son ideales para hombres que buscan citas donde haya sexo, pero también otras cuestiones. Que la cita comience con una amena conversación, para luego pasar a los besos y las caricias. Poco a poco, comenzará con un francés o sexo oral, ya sea con preservativo o natural. Y a la hora de practicar el sexo, en muchas ocasiones dejará que sea el hombre el que tome la iniciativa, aunque también propondrá algunas de sus posturas preferidas. En estas citas los hombres no suelen buscar servicios más avanzados, como el beso negro o el sexo anal. Por ello, las escorts en Madrid y prostitutas Barcelona para citas más pausadas no suelen ofrecerlo.

el ritmo de citas con escorts lujo

ESCORTS CAÑERAS EN MADRID Y BARCELONA

En cambio, hay hombres que buscan citas más cañeras, donde el sexo sea lo principal, desde el primer minuto. Y buscan que el sexo sea fuerte, que la escort no pare de buscarle y ofrecerle todo tipo de servicios sexuales. Son escorts que ofrecen sexo anal, lluvia dorada, beso negro o servicios de sumisión y dominación.

escorts lujo madrid y barcelona

Las escorts que más temperatura imprimen a las citas comienzan directamente a dar placer al hombre, sin buscar una conversación previa. Primero se come a besos al cliente, para luego pasar al francés natural mezclándolo con la cubana. Luego, le enfunda al hombre, para tener sexo sin parar, en todas posturas posibles: ella encima, luego dada la vuelta, a cuatro patas y el menos cañero misionero. También le propondrá al cliente tener sexo de pie, en la silla o en cualquier lugar del apartamento o de la habitación del hotel. Para más adelante puede dejar el beso negro, el sexo anal e incluso la lluvia dorada. Los servicios de lésbico que proporcionan también hacen que la temperatura suba a un nivel máximo.

Cuando un hombre busca una escort en Barcelona o puta en Madrid de lujo, lo hace pensando en cómo se desarrollará la cita. De esta manera, es conveniente que se informe de cómo son los servicios y citas que ofrece la dama de compañía, de manera que sean lo más parecido a como él está esperando que sea. Si busca servicios más pausados y lo que encuentra es una cita de alto voltaje, o viceversa, su satisfacción no será plena y absoluta. Por ello, es aconsejable hacer siempre una búsqueda en condiciones para encontrar la cita ideal para cada momento.