escorts para hombres casados

ESCORTS Y CLIENTES CASADOS

Aunque los clientes de las escorts Madrid y prostitutas de lujo Barcelona suelen buscar cosas muy parecidas, el modo de comportarse de los casados y de los solteros es diferente. Ambos buscan el placer y disfrute, pero la privacidad y discreción que buscan tiene diferentes niveles en función de su estado civil.

LOS CLIENTES CASADOS DE ESCORTS DE LUJO

Un hombre casado que contrata los servicios de escorts Barcelona o putas Madrid de lujo siempre se preocupa por no ser descubierto por su esposa. Aprovecha viajes de negocios a otras ciudades para poder disfrutar de una dulce compañía. O si contrata sus servicios en su propia ciudad, lo hace de tal manera que sea de la mayor discreción posible. También las escorts son discretas con este tipo de clientes, ya que no les devuelven las llamadas ni responden a los mensajes que les puedan enviar.

escorts para hombres casados

Cuando concluye la cita, el hombre casado borra el número de teléfono de la escort de su agenda y lista de llamadas. También procura revisar que no queden pruebas de la infidelidad, tal como pelos o fragancias femeninas que no corresponden a su esposa.

En la cama, los hombres casados buscan en las putas Barcelona de lujo y escort en Madrid practicar fantasías que con su mujer no lleva a cabo. En un matrimonio se puede caer muy fácilmente en la rutina, y en muchas ocasiones no se pasa de practicar dos posturas, no más. Así, no existen ni el francés, ni el beso negro o el sexo anal. En el coito en un matrimonio, si la rutina ha llegado a la cama, la mujer se coloca encima de su marido, hasta que se corre. Luego le toca a él encima, en la común postura del misionero, hasta que se corre. Y así siempre.

escorts para hombres infieles

EL SEXO DE LOS CASADOS CON ESCORTS

Por ello, cuando un hombre casado contrata los servicios de una escort, lo que hace es buscar huir de la rutina que se ha instalado en su matrimonio. Lo primero, busca conocer a una chica bella, cariñosa y de medidas perfectas, que se cuide y se preocupe por su placer sexual. La cita puede comenzar con una ducha erótica, y seguir con un francés natural profundo y salivado, cuestiones que un hombre casado no practica en su matrimonio. Al igual que el beso negro y la cubana, y por encima de todos ellos el sexo anal o griego. La mayoría de las mujeres casados reniegan de estas prácticas sexuales, y ya se sabe que lo prohibido se convierte luego en lo más deseado por los hombres casados.

escorts para hombres casados

En el sexo vaginal pasa lo mismo, ya que el hombre casado busca practicar diferentes posturas sexuales con al escort en Madrid o prostituta de lujo Barcelona. Una de las más solicitadas es la postura del perrito o también llamada “a cuatro patas”, donde el hombre se coloca detrás de la escort, colocada a gatas, y la penetra mientras observa su culo y espalda. Y en caso de que la altura de la pareja lo permita, el sexo de pie, algo que da mucho morbo a los hombres.

La huida de la rutina provoca este tipo de situaciones, al igual que la falta de comunicación del matrimonio, algo que aprovechan las escorts para dar a sus clientes casados lo que están buscando.