Las escorts de lujo

DIFERENCIAS ENTRE ESCORTS JÓVENES Y MADURAS

Las escorts de lujo

Normalmente, los clientes de escorts Madrid y prostitutas de lujo en Barcelona hacen su elección en función de diferentes características: las tarifas de la escort de alto standing, su nacionalidad, aspecto físico o el tipo de servicios que ofrece, como el sexo anal, el beso negro o la lluvia dorada. Otro factor decisivo para los hombres es la edad de la escort, algo determinante para muchos clientes del sexo de pago.

¿ESCORTS JÓVENES O MADURAS?

Aunque siempre es difícil generalizar, en este artículo vamos a intentar resumir las diferencias más importantes que suele haber entre una escort madura y una prostituta de lujo joven, aunque como siempre se ha dicho, toda regla tiene su excepción.

Aunque al final el objetivo es el mismo, dar el máximo placer a sus clientes, las escorts maduras suelen usar caminos diferentes al de las prostitutas jóvenes. Las prostitutas maduras en Madrid y escorts maduras en Barcelona suelen tener un nivel cultural medio – alto, les gusta que las traten como a damiselas, y conocen la mayoría de vías a seguir para que el hombre que la visita disfruta al máxima. Suelen ser menos fogosas, pero conocen todos los trucos para que el hombre disfrute a su lado. Muchas de ellas prefieren citas con hombres de su edad, estableciendo filtros de edad para sus clientes. Aún así, hay jóvenes que les gusta buscar escorts maduras para llevar a cabo sus fantasías, y aprender más sobre el sexo.

Por otro lado, las escorts jóvenes suelen ser más fogosas y atrevidas. Hombres maduros las buscan para llevar a cabo servicios de “Lolita”, y para colmar sus fantasías de enseñar sexo a chicas jóvenes. La prostituta de lujo joven suele tener el cuerpo más estilizado que una escort madura, más que nada porque el paso de los años todavía no la ha hecho mella. Aún así, muchas de ellas, en cuanto ingresan dinero, retocan sus cuerpos, sobre todo con aumentos de pecho o retoques faciales. Es frecuente que las escorts jóvenes no quieran tener citas con hombres de su edad, ya que puede ser que luego se lo encuentren en la Universidad, en un bar de copas o en una discoteca, perdiendo su intimidad y vida privada. Por ello, en esto sí que coinciden muchas escorts maduras y prostitutas de lujo jóvenes: en no atender a clientes que acaben de cumplir los 18 o poco más.