La ducha erótica y las escorts de lujo

Las escorts de lujo

 

 

Una de las partes fundamentales en los servicios que prestan las escorts Barcelona y putas en Madrid es la higiene: para prevenir cualquier disgusto en cuanto a posibles contagios de cualquier tipo de bacteria o virus, humedad, hongo o similares, las prostitutas de lujo suelen condicionar el inicio del servicio al paso por la ducha del cliente, al igual que, o bien lo ha hecho previo a la cita la chica, o lo hará también antes de la cita

LA DUCHA ERÓTICA Y EL SEXO

Este paso por la ducha es el que aprovechan algunas escorts Madrid y prostitutas de lujo en Barcelona para comenzar a calentar el ambiente. El camino más fácil es el de ducharse junto al cliente, lo que termina convirtiéndose en una ducha erótica, de alto voltaje y finalización impredecible. Durante la ducha, la escort se dedicará a enjabonar al cliente, mientras éste lo hace con la chica, con lo que los tocamientos por los dos serán constantes. Mientras, el pene del hombre quedará atrapado entre las tetas enjabonadas, o frotado con la espalda de la escort. Muchos son los juegos que se pueden dar durante la ducha erótica: besos, caricias, tocamientos y todo tipo de técnicas que hagan entrar en calor a la pareja.

Se puede avanzar más en la ducha erótica: así, cuando el pene esté ya aclarado, es frecuente que la prostituta Madrid o la puta de lujo Barcelona se lo introduzca en la boca y le practique al cliente un francés natural muy caliente. Lo que puede pasar es que el cliente se corra sin salir de la ducha, algo que es frecuente que ocurra, y provocará un círculo vicioso de tal manera que uno de los dos tenga que volver a lavarse, para poder comenzar con la siguiente fase del encuetro.

Menos frecuente es el sexo en la ducha: muchos clientes buscan, ya que están muy calientes, poder ponerse el preservativo y practicar el sexo ahí mismo, aunque es difícil, ya que muchas de las escorts no les gusta practicar el sexo todavía mojadas, prefieren salir de la ducha, secarse y entonces sí practicar el sexo.