Una noche con una escort de lujo

Las escorts de lujo

 

 

Entre los servicios que ofertan las escorts Madrid y prostitutas de lujo en Barcelona, así como otras ciudades como Sevilla, Marbella, Valencia o Ibiza, está el servicio de noche completa. Es un servicio que prestan las escorts de lujo diferente a los demás, tanto en duración como por los servicios prestados: se asemeja más a una cita que a un encuentro sexual, más a un ligue que a un polvo, aunque lógicamente el sexo aparecerá durante la noche.

LAS ESCORTS EN EL SERVICIOS DE NOCHE COMPLETA

Para poder ofrecer un servicio de noche completa, las prostitutas de alto standing en Madrid y putas de lujo en Barcelona deben cumplir una serie de requisitos y características en su carácter para que la cita pueda tener éxito. Esto es debido a que al tratarse de varias horas continuadas con el mismo cliente, la escort debe estar en todo momento concentrada en satisfacer al cliente. Para ello, tiene que ser simpática, buena conversadora, atenta y con una amplia gama de servicios sexuales. Si no, se corre el riesgo de caer en el aburrimiento, por lo que la cita no será un éxito.

Normalmente este tipo de encuentros de noche completa con escorts de lujo comienzan en un bar o un restaurante, para ir rompiendo el hielo poco a poco. Para coger confianza entre cliente y escort de alto standing siempre viene bien una cerveza, un picoteo o una cena más completa. Es la mejor manera de conocerse, hablar tranquilamente e ir conociendo los gustos de ambos, sobres todos los del cliente.

Pero una vez pasada esta fase, vendrá lo más caliente, ya que será momento de ir al apartamento de la escort Madrid o

, o tal vez a la habitación de hotel del cliente. Ya en la intimidad será la escort la que deba saber llenar de sexo y placer todas las horas restantes para que acabe la cita. También va a depender mucho la fortaleza sexual del cliente, cuántas relaciones pueda llegar a tener durante la noche, ya que si no deberá entrar en juego la conversación.

Un factor importante a tener en cuenta para la contratación de estos servicios es la tarifa solicitada por las escorts. Lo habitual es un precio global, que saldrá algo más barato que las horas individuales.