escorts de lujo en Verano

LAS ESCORTS Y LAS CIUDADES DE VERANO

Para cubrir la demanda de servicios sexuales en ciertas ciudades, durante la temporada estival, muchas escorts Barcelona y prostitutas de lujo Madrid se desplazan a otras localidades, como Mallorca, Ibiza o Marbella.

ESCORTS DE LUJO EN VERANO

Aunque atrás han quedado los tiempos en que los meses de julio y agosto Barcelona y sobre todo Madrid se quedaban vacías por las vacaciones, desplazándose sus ciudadanos a zonas de veraneo, hoy en día siguen siendo meses que las escorts de lujo consideran como “temporada baja” en estas ciudades. Hay menos ferias, menos viajes y reuniones de negocios, y también menos turismo por las altas temperaturas que hay en estas ciudades.

La solución que buscan las escorts Barcelona y prostitutas de lujo Madrid para compensar el bajón de negocio en Julio y Agosto es, o bien irse de vacaciones, o si quieren seguir trabajando, desplazarse a ciudades turísticas, ya sea en España o en el extranjero.

Los principales destinos del turismo de alto standing en España se encuentran en Marbella, Mallorca o Ibiza, y en menor medida Murcia y la zona de las Islas Canarias, como Tenerife o Las Palmas.

Las escorts Barcelona y prostitutas de lujo Madrid que se desplazan durante el verano lo hacen de diferentes maneras. Algunas de ellas lo que hacen es contactar con una agencia de la zona, y reservan su plaza para la época estival. Así se ahorran el tener que buscar alojamiento, contratar publicidad efectiva y otros trámites que para un mes o u mes y medio pueden suponer un engorro.

escorts de lujo en Verano

Otras en cambio lo que hacen es alquilar una habitación o un apartamento, contratar su propia publicidad y seguir trabajando como independiente, pero en esta ocasión en otras ciudades como son Marbella, Mallorca o Ibiza.

Una última variante puede ser la de alquilar una habitación donde dormir y vivir durante su estancia en la ciudad, pero o bien realizar sólo salidas a hoteles y domicilios, o acudir a trabajar a un chalet, piso o agencia de alto standing durante un horario diario.

El objetivo de la escort de lujo en estas ciudades turísticas será el mismo que en Madrid o Barcelona: tanto clientes españoles como extranjeros, que busquen disfrutar de una escort que ofrezca el francés natural, masajes eróticos, servicios de duplex o lésbico, u otras técnicas más avanzadas como el sexo anal, el beso negro y diferentes técnicas de dominación y sumisión.

Con el servicio de acompañamiento, la escort, además de facturar por su trabajo, puede aprovechar para conocer la zona, los restaurantes y las discotecas de moda durante el verano. Y durante sus días de descanso, podrá relajarse en la playa, tomando el sol y haciendo turismo a título particular, sin ser acompañada por uno de sus clientes.

Es cierto que el desplazarse a otra ciudad le supone a la escort de lujo unos gastos extras, como el alojamiento y los gastos de transporte, aunque si sabe organizarse y publicitar bien su trabajo, conseguirá amortizar con creces su inversión.