escorts y spas en Madrid y Barcelona

La escort de lujo y el Spa

Hay hombres a los que les encantan los spas, pero no tienen con quién ir. Por ello, acuden a las escorts Madrid y prostitutas de lujo Barcelona para que les acompañen a relajarse en un balneario urbano o en un spa.

UN SPA CON UNA ESCORT DE LUJO

Son tipo de servicios no muy habituales, pero de vez en cuando suceden. Un hombre contrata a una escort de lujo para hacerse pasar por su pareja en un Spa. Suele contratar a una escort Barcelona o puta en Madrid de lujo conocida, con la que tiene un nivel suficiente de complicidad para poder acudir juntos a un lugar de este tipo.

Una vez llegan al spa, que puede estar situado en un hotel o en un local independiente, a buen seguro que la prostituta de lujo llamará la atención del resto de clientes del establecimiento. Y lo hará con su cuerpo y su belleza, ya que para muchos será como ver a una sirena, así se refleja el cuerpo de una escort en Madrid o prostituta Barcelona vistiendo un bañador o bikini. Para muchos se convertirá en una musa, con su bella cara, sus pechos grandes, sus curvas de infarto y sus grandes piernas reflejándose en las aguas del spa.

escorts y spas en Madrid y Barcelona

Junto a una escort de lujo, el hombre podrá realizar todo el circuito del lugar, desde las aguas hasta las saunas, pasando por las duchas, pediluvios o demás métodos de relajación. También podrán contratar algunos de los masajes para parejas que ofrecen en los balnearios urbanos.

EL SEXO Y LOS SPAS

Lo que es más complicado es que durante una visita a un Spá se den momentos propicios para el sexo, aunque también puede ocurrir. Todo depende del número de clientes que haya en el balneario a la vez que la pareja. Si hay mucha gente, se hará prácticamente imposible. Pero si la pareja se queda sola en el jacuzzi, por ejemplo la escort podrá, de una manera discreta, acercarse al hombre. Y debajo del agua, con las manos o los pies, masturbar a su cliente. Algo similar puede ocurrir en la zona de la sauna. Si la pareja está sola dentro de la misma, la escort puede aprovechar para meter la mano dentro del bañador del hombre.

También hay algunos spas que disponen de zonas privadas, que se pueden reservar por una pareja para disfrutar de una manera más íntima de las instalaciones. Se pueden contratar packs de jacuzzi más botella de cava o champagne, donde será más fácil el poder disfrutar de una velada en un spa que incluya sexo. Es una forma diferente de disfrutar del placer que puede brindar una dama de compañía, pero también muy gratificante. El agua siempre ha sido un lugar muy morboso donde poder practicar el sexo.

De todos modos, este tipo de servicios que prestan las escorts son muy aconsejables el poder disfrutar de ellos, al menos una vez en la vida. Ya que son experiencias que no siempre se pueden aprovechar.