Las escorts de lujo

FANTASÍAS DE LOS CLIENTES DE ESCORTS DE LUJO

Una de las principales razones por las que los hombres buscan escorts Madrid y prostitutas de lujo Barcelona es llevar a cabo sus fantasías. De este modo, experimentan sensaciones especiales, que en su vida diaria no tienen.

LAS FANTASÍAS DE LOS CLIENTES

Los clientes de putas Madrid y escorts Barcelona tienen sus sueños y fantasías. Se imaginan tener relaciones sexuales con su secretaria o su jefa. O sueñan con ser profesores y ser seducidos por sus alumnas, o viceversa: tener que satisfacer sexualmente a sus profesoras. O que decir de la chica que va a su casa a limpiar y termina desnuda en la cama con ellos. Las escorts Madrid y prostitutas de lujo Barcelona asumen estos roles, y para ello disponen de su propio vestuario. Algunas guardan faldas de colegialas, o gafas de secretaria, además de blusas blancas con escote. Con poco vestuario, consiguen aparentar profesiones que los clientes les solicitan.

Las escorts de lujo

De esta manera, un hombre podrá tener sexo con su alumna para que suba la nota. O podrá corregir a su secretaria por el trabajo mal hecho, haciéndola que se ponga de rodillas ante él y le haga un francés natural. O tendrá que ser él el que se ponga de rodillas ante su profesora para convencerla de lo buen alumno que es. Y cómo no, llegará a casa y verá a la chica de la limpieza con un delantal como único vestuario. Todas ellas son situaciones en las que las prostitutas de lujo se visten y desarrollan un rol para mayor satisfacción de sus clientes.

LOS UNIFORMES DE ESCORTS LUJO

También hay otros papeles que desarrollan las escorts Madrid y putas Barcelona. En ellos, el vestuario es más completo y complejo que una faldita, unas gafas o una blusa. Nos referimos a los hombres que buscan a escorts para uniformes profesionales. Porque hay clientes que quieren ser detenidos por una policía, salvados por una mujer bombero o atendidos por una doctora. O qué decir de la jueza que le condena a pena de cárcel, y él tiene que hacer todo lo posible para que le perdone.

Si estos roles son bien interpretados, es necesario el uso de un vestuario más completo. Por ello, los hombres tienen dos posibilidades: o buscar entre las pocas escorts de lujo que lo tienen, o bien pagar un extra para que la chica compre la ropa específica para la cita.

Estas fantasías están muy asociadas también a las preferencias por la dominación o sumisión. Si un hombre pide que la escort se disfrace de alumna, secretaria o chacha, sus preferencias son las de ser él el dominante en la relación. En cambio, aquellos que piden disfraces de profesora, policía o doctora, son más proclives a ser sumisos, y que la mujer sea quien lleve la voz cantante durante la cita.

Todas estas fantasías suelen darse con escorts de alto standing porque son pocas las parejas que aceptan desarrollar este tipo de roles en su vida sexual.