Las fotografías de las escorts de lujo

Las escorts de lujo

 

 

El negocio de las escorts Barcelona y putas de lujo en Madrid está centrado en obtener clientes, para poder complacerles en sus gustos sexuales. Para obtener ingresos, para aumentar la cartera de hombres deseosos de estar con ellas, es necesaria una buena publicidad, aparte de la fidelización de los clientes prestando un buen servicio. Y dentro de esa publicidad, ocupa un lugar preferente las fotografías con las que la prostituta Madrid o puta Barcelona de lujo se publique.

LAS FOTOGRAFÍAS DE LAS ESCORTS DE LUJO

Porque al fin y al cabo, los hombres buscan una chica guapa, con un buen cuerpo, unas buenas curvas, y a poder ser, unos pechos firmes, y entre la infinidad de anuncios de escorts que se publican, se fijarán en las fotografías de las chicas para hacer una primera selección. Por ello, las fotografías con las que se publican las escorts son esenciales para tener éxito entre los clientes.

Un primer paso es contratar los servicios de un buen fotógrafo, que sepa captar la belleza de la chica, con unos fondos y ángulos que hagan llamar la atención de los hombres. Para una prostituta de lujo en Madrid o Barcelona no es necesario mostrarse totalmente desnuda, sino que siempre es bueno dejar cosas a la imaginación del futuro cliente, para que pueda sentirse más excitado. Un vestido elegante, con un escote que muestre una parte de los pechos, o un conjunto de lencería que realce las curvas y las haga más sugerentes, son buenas propuestas para publicarse.

Algo a tener muy en cuenta es el uso de programas informáticos de retoque, entre los cuales el más destacado es el photoshop. Es aconsejable el uso de este tipo de programas para hacer ligeros retoques en las fotografías, como sombras, perfiles del cuerpo o eliminación de tatuajes y pequeñas manchas. Pero hay que tener mucho cuidado, ya que abusar del uso de estos programas de retoque puede provocar que la fotografía de la escort no se parezca en nada a la realidad, por lo que los clientes pueden sentirse estafados, e irse antes de comenzar la cita.

Otro aspecto es el de la discreción: muchas escorts publican las fotografías con la cara tapada, debido al riesgo de que sus familiares y amigos las puedan reconocer. En cambio, con la crisis, cada vez son más las prostitutas de lujo que se publican con la cara descubierta, en un intento de atraer más clientes con su belleza.