Sexo con escorts en probadores

EL SEXO CON ESCORTS EN LUGARES PÚBLICOS

Los clientes de escorts Madrid y prostitutas de lujo Barcelona suelen tener fantasías pendientes de realizar, y por ello contratan los servicios de una chica, para poder llevarlas a cabo. Entre estas fantasías suele estar el tener relaciones sexuales en lugares públicos con escorts, ya que genera un morbo especial el poder ser descubiertos en medio del coito.

LUGARES PECULIARES PARA EL SEXO CON ESCORTS

Uno de los lugares más cotidianos para practicar el sexo suelen ser los baños de los bares, discotecas o restaurantes Madrid o Barcelona. El hecho de encerrarse en un baño, donde poder tener sexo, y tener a gente esperando fuera, hace que el calentón para el hombre sea aún mayor. Por higiene, se suele escoger el baño de mujeres, ya que está más limpio. Normalmente hay que ser rápido, intentar que nadie se percate de la situación, y uno de los mayores problemas pueden ser los gemidos, el sexo en silencio puede llegar a ser incluso más morboso. Si es sexo oral, todo es más rápido, ya que es suficiente con que el hombre se baje los pantalones y los calzoncillos, y la escort se ponga de rodilla o se siente en la taza del váter. Si el sexo es vaginal, normalmente será de pie, por el poco espacio del que se dispone. Una vez concluido, hay que salir de una forma discreta del cuarto de baño, intentando disimular la cara de satisfacción por lo que ha ocurrido.

Sexo con escorts en probadores

Otro de los lugares que generan mucho morbo a la hora de tener sexo son los probadores de las tiendas de ropa en Barcelona o Madrid. En esta ocasión, todo debe ser mucho más rápido que en un cuarto de baño, ya que el riesgo de ser descubiertos es mucho mayor. La mecánica básica consiste en entrar por separado en el probador. Primero, la escort Barcelona o prostituta de lujo Madrid escoge una serie de prendas y pasa con ellas al probador. Al poco, la chica se asoma para pedirle consejo a su compañero, y éste se acerca al probador, comentando cómo le queda la ropa que se ha probado la chica, si necesita algún consejo, y disimulando termina dentro del probador. Al tener que ser todo muy rápido, lo más aconsejable es el sexo oral, teniendo mucho cuidado el cliente dónde se corre, no vaya a ser que la ropa de la tienda acabe con restos de fluidos masculinos. Si la escort, mientras se ha estado probando ropa, ha recordado quitarse las bragas, será mejor, ya que así el sexo vaginal también podrá llegar. Lo que sí hay que tener cuidado es con el probador que se elige, es aconsejable el haber recorrido algunas tiendas previamente al encuentro con la escort, para encontrar un probardor con puerta, no con cortina.

Aunque hay otros muchos lugares para practicar el sexo, acabamos nuestro post comentando una experiencia que nos contó hace poco un cliente. Había contratado los servicios de una escort de lujo para ir juntos a cenar a un restaurante de postín, y fue a recogerla al apartamento en su coche. Camino del restaurante, el cliente le comentó a la escort que tenía muchas ganas de disfrutar del sexo con ella, y que la cena se le iba a hacer muy larga. Para calmar sus ganas, la escort le bajó la bragueta y los calzoncillos, y comenzó una felación mientras el cliente seguía conduciendo. La situación más embarazosa se produjo al parar en un semáforo, cuando el conductor del coche de al lado se percató de la situación, aunque al cliente le dio igual, y la escort no se enteró al estar centrada en la mamada. Una vez se corrió el cliente, fueron tranquilamente a cenar.