sexo con escorts en el sofá

SEXO EN EL SOFÁ

Muchos hombres acuden a las escorts Madrid y prostitutas de lujo Barcelona para salir de la rutina sexual que se ha implantado en su vida diaria, en las relaciones con su pareja. El sexo no pasa de las posturas tradicionales en la cama, un trámite semanal con el que mantener ligeramente viva la llama de la pasión. Por eso, lugares como el sofá se convierten en zonas del apartamento de la escort donde llevar a cabo algunas de sus fantasías.

EL SALÓN DE LA ESCORT LUJO

sexo con escorts en el sofá

Porque algunas de las citas de las escorts Barcelona y prostitutas de lujo Madrid no llegan a la cama, se quedan en el sofá y en el salón del apartamento. De esta manera, la dama de compañía consigue sacar de la rutina a su cliente, hacer que disfrute del sexo de una manera diferente.

El sofá ofrece una gran variedad de posibilidades para el disfrute de la escort con su cliente, varias posturas donde disfrutar y hacer disfrutar. Si el hombre lo desea, no tiene por qué ir a la cama, para no recordar las posturas a las que se acostumbró con su pareja.

POSTURAS SEXUALES EN EL SOFÁ

Uno de los comienzos más excitantes en el sofá es un baile erótico de la prostituta lujo, con el hombre sentado contemplando cómo se frota ella con su cuerpo, cómo le hace entrar en calor y excitarse pensando en lo que vendrá después.

sexo en el sofá con putas

Una vez que el ambiente se ha caldeado, una de las posturas preferidas por el hombre en un sofá es el sexo oral que le practica la prostituta lujo: él sentado, y ella de rodillas ante él, practicándole una felación que le haga entrar en calor. Antes ha podido estar encima de él, haciendo que el hombre coma y bese los pechos de la prostituta de lujo, frotándolos contra su cara.

Si el hombre lo quiere, antes o después de la felación por parte de la escort, será él quien le haga el cunnilingus a la escort lujo. Para ello, la chica quedará sentada en el sofá y el cliente de rodillas ante ella, o bien, más excitante aún, el hombre quedará sentado, la escort se subirá al sofá y colocará su sexo a la altura del cliente, para que éste disfrute comiéndolo.

sexo en el cine con escorts

El 69 también es muy habitual en el sofá. Si la escort es ágil, podrá realizarlo estando el cliente sentado, aunque lo mejor será siempre tumbados, bien él encima o la escort encima para controlar mejor la situación.

A la hora del sexo las posturas a llevar a cabo con una escort en el sofá pueden ser las mismas que en la cama, o hacer que la imaginación entre en juego y diversificar las posturas y juegos. Cuando el hombre está sentado en el sofá, la dama le colocará el escort, se subirá encima de él y comenzará a cabalgar, bien de frente o dada la vuelta, de espaldas. También los brazos del sofá pueden dar mucho juego, apoyándose en ellos la escort mientras que el cliente la penetra a cuatro patas. Más complicado es por ejemplo el misionero, ya que el sofá es más estrecho que la cama, aunque también es posible.

La cuestión es salir de la rutina practicando el sexo en un lugar diferente, donde poder gozar con una escort, y el sofá puede ser una opción muy buena.