escorts con tatuajes

LAS ESCORTS TATUTADAS DE LUJO

Los tatuajes se han convertido en expresiones de la personalidad de las personas, una forma de expresarse y sentirse a gusto con uno mismo. En el caso del sexo de pago, para las escorts con tatuajes Madrid y prostitutas tatuadas Barcelona puede ser algo beneficioso, o no tanto, depende de los gustos de los clientes y de su vida privada.

LAS ESCORTS TATUADAS DE LUJO

Las prostitutas de lujo siempre buscan preservar su identidad, que en su círculo más cercano no conozcan su trabajo, y por ello en muchas ocasiones tapan su rostro en sus publicaciones en webs de anuncios clasificados. Con los tatuajes pasa lo mismo: al ser en muchas ocasiones únicos o personalizados, pueden ser identificadas en los anuncios por su familia, amistades o parejas. Por ello, la mayoría de ellas difuminan sus tatuajes en la fotografías. Para otras, en cambio, les es indiferente, por lo que se publican tanto con cara descubierta como con los tatuajes sin difuminar.

Los lugares preferidos para tatuarse las escorts suelen ser el cuello, los hombros, las muñecas y los tobillos. Otros lugares son la espalda y la cintura.

escorts con tatuajes

LOS CLIENTES DE LAS ESCORTS TATUADAS

Entre los hombres, los hay que les encantan las mujeres tatuadas y los que no. Entre los que evitan las prostitutas tatuadas en Barcelona o Madrid, están los que lo hacen por cuestiones higiénicas, ya que consideran que una persona tatuada puede tener más riesgos sexuales, algo que para nada desde este blog pensamos que es así. A otros, simplemente, no les da morbo los tatuajes, por lo que prefieren buscar chicas de pago con su cuerpo “limpio” para poder disfrutar del sexo con ellas.

En cambio, están los hombres a los que les da mucho morbo poder estar ante el cuerpo de una escort Madrid tatuada o prostituta Barcelona con tatuajes. Pueden ser unos pequeños detalles en las muñecas, en el cuello o en la cintura, que no llamen mucho la atención. En cambio, lo que buscan los hombres para sexo con escorts tatuadas es poder penetrar y poseer a una chica que disponga de un gran número de tatuajes en su cuerpo. Una de las zonas más morbosas es la espalda: una espalda totalmente tatuada, de cuello hasta el culo, que hará que el hombre pueda entrar en calor. Le encantará tener de rodillas ante él a la escort, y disfrutar a través de uno de los espejos contemplando la espalda de la chica, mientras le practica un francés natural. Aunque la postura preferida en este tipo de casos es la llamada a “4 patas”: el cliente detrás de la prostituta de lujo, penetrándola, mientras disfruta aún más de la situación contemplando la espalda serigrafiada.

Como siempre en el mundo de los tatuajes, habrá escorts con tatuajes que se pueden considerar auténticas obras de arte, y otras cuya calidad dejará bastante que desear: pero eso pasa siempre, y ya se sabe, que para los gustos, los colores. Y tú, ¿disfrutas o quieres disfrutar con una escort tatuada?